Boda de Ana y Antonio

La boda de Ana y Antonio se celebraba en Navidad, por eso había que darle ese toque mágico propio de estas fechas.
Todo empezó con una invitación con olor a Navidad que los invitados recibieron en su casa.

Invitación Ana y Antonio


Los preparativos fueron muy intensos, todos realizados por "La Casita de Calista". La Capilla de los Remedios, de la familia Cienfuegos Jovellanos, acogió una íntima y familiar ceremonia. A la entrada, una mesa esperaba a los invitados con bolsitas de tela Tilda llenas de arroz y pétalos. Una alfombra verde invitaba a entrar en la Capilla, decorada con paniculata, lilium, helecho y una luz tenue que venía de faroles y casitas estilo escandinavo.

Acceso a eventos
Acceso a eventos

La cena se celebró a escasos metros de la Capilla, en el Club de Regatas. La noche acompañó para ir caminando y disfrutar de las bonitas vistas que ofrece Cimadevilla del mar y la playa de San Lorenzo. El salón respiraba Navidad por sus cuatro paredes, con un gran árbol presidiendo la mesa. En cada silla una corona navideña con una inicial en su interior indicaba el sitio de cada invitado.

Los centros de mesa los hicimos con cajas de madera pintadas en blanco con flores y pompones en verde y granate, intercaladas con faroles. En cada copa un pajarito de papel con el nombre de cada comensal. En cada plato una minuta realizada por el ilustrador de cuentos Juan Hernaz con un dibujo personalizado para los novios.

Acceso a eventos
Acceso a eventos

Y como detalle para cada invitado una caja de madera con productos gourmet.

Acceso a eventos
Acceso a eventos